domingo, julio 28, 2013

MENSAJE A LA NACIÓN 2013: LO QUE LA OPOSICIÓN ESPERA DEL DISCURSO DEL PRESIDENTE HUMALA

A continuación también hacemos un repaso sobre las promesas del jefe de Estado en su pronunciamiento del 2012.
Ollanta Humala inicia hoy su tercer año como presidente de la República con la impresión de estar quedándose sin aire. La crisis de credibilidad, el declive en la aprobación, la inseguridad ciudadana y las masivas protestas, dan señales de un panorama poco favorable para el mandatario que prometió, en su momento, reformas “históricas”. Por eso, y por ese 69% que no le cree, según Ipsos Perú, Humala Tasso debe este 28 de julio recuperar la confianza perdida.
Nadie quiere sorpresas y yo no pienso dar ningún tipo de sorpresas“, dijo el presidente en su última entrevista a un medio de comunicación cuando le preguntaron sobre su mensaje de Fiestas Patrias. En ese sentido, no le debe de asombrar que un 48% de la población, según GFK, tampoco crea en más novedades en su gobierno. Pero viéndolo desde ese punto, ¿qué sorpresas ha dado el jefe de Estado en comparación al 2012? ¿Cuánto de lo prometido en las pasadas Fiestas Patrias cumplió?
El líder nacionalista comenzó su Mensaje a la Nación del 2012 anunciando que su gobierno ya sentó las bases de “la gran transformación”. Entre sus logros, indicó el aumento de los programas sociales como Cuna Más, Beca 18 y Pensión 65, así como la decisión de cerrar el Pronaa para crear, el hoy cuestionado programa de alimentación de Qali Warma.
Con respecto al sector salud, Humala Tasso aseguró en ese entonces que los afiliados al Seguro Integral de Salud podrían atenderse en adelante en centros médicos de Essalud. Así como incorporar en la Constitución el derecho fundamental al agua. En educación, prometió mejorar los salarios de los profesores y relanzar el trabajo con los magisterios.
Relacionado al tema de seguridad ciudadana, el líder nacionalista habló acerca del hoy inexistente Consejo Nacional de Seguridad como medida para frenar el avance de la criminalidad e inseguridad en la población. Asimismo, anunció el proyecto de ley para legislar en lucha contra la delincuencia. Y su decisión firme de derrotar al terrorismo y narcotráfico en el Vraem.
Referente al tema de justicia social y derechos humanos, Humala afirmó que su gobierno dio un gran paso en la aprobación de la Ley de Consulta Previa, medida que hasta el momento no ha dado luces ni ha sido aplicada en su totalidad, y que ha generado, en cambio, discrepancias entre el sector privado y el Estado.

¿QUÉ ESPERA LA OPOSICIÓN?
El congresista aprista Javier Velásquez Quesquén, en diálogo con elcomercio.pe, manifestó que el mandatario, desde un principio, dará una mala señal al presentarse este domingo en el Congreso al lado del primer ministro Juan Jiménez Mayor, ya que, a su juicio, este último ha demostrado ser una figura decorativa en su gobierno. “La primera ministra durante este año ha sido la señora Nadine Heredia”, añadió.
Del mismo modo, manifestó que el Ejecutivo principalmentprincipalmente debe de “sacar de su agenda el querer controlar instituciones independientes como el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo”, en alusión a la crisis de la repartija de autoridades, que desató la indignación y el hartazgo en un sector nuevo de la población contra el sistema político en su conjunto.
Por su parte, el vocero de Fuerza Popular, Alejandro Aguinaga, indicó que el problema con Ollanta Humala es la grandilocuencia con la que anuncia sus programas y que luego se ven contrastadas con la realidad. Por esta razón, está llegando “muy disminuido para este 28 de julio”.
Humala ha sido presa de sus promesas incumplidas. Él tuvo una luna de miel muy larga con la población, pero ahora ellos ya han empezado a reaccionar“, afirmó.
Aguinaga recordó cuando el jefe de Estado, en el 2012, anunció la desactivación del Pronaa, para después anunciar el ingreso de Qali Warma, “ya sabemos cómo terminó este último. Fue una atrocidad. Una desgracia por donde se le mire. La ministra Carolina Trivelli no supo gerenciar”, agregó.
Con respecto al tema de seguridad ciudadana, el fujimorista señaló que el presidente debió establecer medidas concretas “y no un conjunto de promesas que luego las incumplió”. “Si Humala ha querido dar buenas señales en seguridad ciudadana, ha debido cambiar primero a Wilfredo Pedraza, quien más parece un carcelero que un ministro del Interior, además la gente lo percibe así”, dijo.
No obstante, el vocero de la bancada de Fuerza Popular rescató que durante este año el gobierno ha mantenido los lineamientos generales en materia económica. “Aunque la presión popular hizo que retrocedan en el caso de la compra de Repsol”, indicó. “Lo mismo ocurrió con la candidatura de Nadine Heredia para el 2016. Al verse presionados tuvieron que retroceder”, agregó.
“Lo primero que debe hacer Humala es darle confianza al país y entrar con puntos fijos y llamar a las fuerzas políticas, con las cuales ha entrado en rencillas innecesarias”, concluyó.

 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada